La Diputación de Barcelona invierte 10 millones de euros para impulsar la transformación digital de empresas y trabajadores de los municipios de la provincia de Barcelona

La Diputación de Barcelona ha aprobado el programa Trabajo, Talento y Tecnología que prevé la inserción de más de 3.100 personas en trabajos relacionados con la tecnología y la participación de más de 2.600 empresas de la provincia de Barcelona. El programa, impulsado por la Diputación de Barcelona, ​​está dotado con 10 millones.

Todos los municipios de la provincia de Barcelona (menos Barcelona ciudad) recibirán las ayudas que forman parte de este programa. Por comarcas, el Barcelona recibirá 2.038.486,93 euros; el Bages , 542.787,58 euros; el Vallès Oriental , 1.057.334,71 euros; el Maresme 1.119.652,28 €; Osona , 613.047,40 €; Anoia , 436.873,17 €; el Berguedà , 225.580,95 €; el Alt Penedès , 395.403,45 €; Barcelonès , 1.102.961,60 €; Barcelona , 1.993.840,33 €; Moianès , 73.961,66 €; Garraf , 392.933,34 € y la Selva (Municipios que son de la provincia de Barcelona y pertenecen a la Selva como comarca), 7.136,60 €.

Tal y como explicó, Eva Menor, en la sesión que se hizo para presentar este programa a los alcaldes, la semana pasada, « ponemos al alcance de los 310 municipios de la provincia 10 millones de euros con el proyecto” Trabajo, talento y Tecnología “, el cual queremos que actúe como catalizador de la transformación digital en todo el territorio. Si queremos avanzar, la tecnología es el camino y no queremos dejar a las personas atrás. Y ese es el tema de este nuevo proyecto: la triple T: “Trabajo, Talento y Tecnología”, porque: queremos promover el trabajo digno, queremos mejorar las competencias del talento local y queremos impulsar un crecimiento económico sostenible a través de la tecnología ».

« Nuestro compromiso – ha decir la diputada – se traslada en una inversión económica de 10 millones de euros con la que queremos sentar las bases de un cambio con la tecnología como eje, esto significa: fortalecer el tejido empresarial para hacerlo las avanzar en esta transformación, capacitar a las personas de su entorno para tener mejores profesionales y reducir la brecha digital y crear unos espacios de concertación entre empresas, entidades y administración que se mantengan en el futuro ». 

El programa, que forma parte del Plan para la reactivación económica y social y que se pondrá en marcha este 2020 y se alargará hasta el año 2022, quiere, en primera instancia, detectar las necesidades reales que tienen las personas y las empresas de cada territorio relacionadas con la tecnología, hacer partícipe el tejido socioeconómico y fomentar la colaboración público y publicopública.

Así, se establecerán y reforzarán las alianzas entre ayuntamientos y otros agentes públicos y privados para desarrollar juntos una estrategia común que impulse las ocupaciones tecnológicas. En este sentido, patronales, sindicatos, tercer sector, universidades, centros tecnológicos y entidades afines colaborarán con los gobiernos locales para ejecutar las actuaciones necesarias que hagan encajar el talento disponible con las necesidades de las empresas.

Además, Trabajo, Talento y Tecnología persigue disminuir la brecha tecnológica de las personas, mejorar su empleabilidad y facilitar su inserción laboral. Así, el programa incluye formación profesionalizadora de base tecnológica a medida de las necesidades empresariales detectadas, con lo cual, se desarrollan las competencias digitales de los participantes a la vez que se incrementan las oportunidades de acceder a trabajos más cualificados y mejor remunerados . Así, el programa prevé la creación de grupos de trabajo integrados por entes locales y empresas para diseñar la formación, tutorizar las personas formadas y con contrato de prácticas y realizar jornadas de networking que pongan en relación las personas participantes con el tejido productivo.

Finalmente, el programa pretende impulsar la competitividad de las empresas minimizando el impacto de la crisis y acompañándolas en el proceso de digitalización y (re) definición de sus modelos de negocio. De este modo, TTT quiere convertirse en una política pública proactiva donde la tecnología es el motor transformador y la herramienta multiplicadora de oportunidades de progreso económico y social en los municipios de la provincia.

Este programa se enmarca en el Plan, dotado de 30 millones de euros, que la Diputación de Barcelona ha puesto en marcha para reactivar el desarrollo económico local, reforzar el empleo y el tejido empresarial de la provincia de Barcelona.

 

NOTA: Noticia original publicada en catalán y traducida con Google Translate.  Rogamos disculpen si existe algún error en el texto.