Impulso a la Capital Alimentaria

La presidenta de la AMB, Ada Colau, ha presentado la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021, Un proyecto que irá más allá de los límites de la ciudad de Barcelona para llegar a toda la región metropolitana con el objetivo de proyectarse en el mundo como uno de los grandes polos globales de impulso a la alimentación sostenible. La ciudad recoge así el testigo de Milán, sede de la primera Cumbre Global de Ciudades para la Alimentación Sostenible de 2015, y de Valencia, Capital de la Alimentación Sostenible en 2017.

El año de la capitalidad incluirá el desarrollo de más de 90 proyectos y políticas de fomento de la alimentación sostenible y una programación que se extenderá inicios de año hasta diciembre. Culminará con el 7º Foro Global del Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, que tendrá lugar el otoño de 2021, con la participación de más de 200 ciudades de todo el mundo, un pacto que pone en valor el papel estratégico de las ciudades en el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles e impulsa el acceso a alimentos saludables, y actúa contra el hambre y la malnutrición.

El pasado mes de julio de 2020, Colau invitó a los municipios del área metropolitana de Barcelona a participar durante el año de la capitalidad de la alimentación sostenible. La presidenta de la AMB aseguró que la capitalidad de Barcelona sólo tiene sentido enfocada desde la región metropolitana.

Adhesión a la Carta Alimentaria

En esta línea, el Consejo Metropolitano del pasado 27 de octubre aprobó la adhesión a la Carta Alimentaria de la Región Metropolitana CARM y el apoyo a las actividades de la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible Barcelona 2021. Con este acuerdo, la AMB quiere impulsar las políticas públicas transversales y concertadas entre varias escalas administrativas en el ámbito de la alimentación sostenible. Un ámbito que resulta clave para el futuro del territorio metropolitano y que ha cobrado aún más relevancia a raíz de la pandemia del Covid-19.

La adhesión a la Carta Alimentaria de la Región Metropolitana (CARM) supondrá el compromiso de la AMB -junto con los municipios metropolitanos- para impulsar proyectos que puedan contribuir a la transición hacia un modelo alimentario más justo, seguro, sostenible y saludable . También permitirá participar en un conjunto de actividades en materia de alimentación, como debates estratégicos, o compartir buenas prácticas en el ámbito de las políticas alimentarias, entre otros.

 

NOTA: Noticia original publicada en catalán y traducida con Google Translate.  Rogamos disculpen si existe algún error en el texto.