Inicio / Noticias / Recuperación de la economía en las comarcas de Barcelona

Recuperación de la economía en las comarcas de Barcelona

El pasado 5 de julio tuvo lugar la presentación en la Casa LLotja de Mar del Informe Territorial de la provincia de Barcelona 2016. Presidieron el acto el vicepresidente segundo de la Diputación de Barcelona, Marc Castells, el presidente de la Cámara de Comercio, Miquel Valls y el catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, Martí Parellada. Según este nuevo informe, promovido por la Cámara de Comercio y la Diputación, todos los territorios de la provincia de Barcelona experimentan una clara recuperación económica por segundo año consecutivo.

El Informe Territorial es una publicación que presenta el balance anual de la evolución económica de la provincia y de las 12 comarcas que la componen. Se completa el análisis con dos monografías, 12 artículos de autor que permiten profundizar en el conocimiento de aspectos más concretos de estas economías locales y un compendio de proyectos estratégicos más destacados de cada comarca.

Los datos que se analizan en el Informe a lo largo de 2015 muestran que el número de personas afiliadas a la Seguridad Social y el tejido empresarial vuelven a crecer en 2015 en todas las comarcas. Así mismo disminuye el número de parados, ya sean registrados como estimados, en un 10,7% y un 12,8% respectivamente. Así, a lo largo de 2015, la economía catalana ha consolidado la recuperación que empezó a mediados de 2013 con un crecimiento de su PIB del 3,4%, el mayor incremento desde 2007, según datos de Idescat. Este aumento del PIB resulta superior al registrado en el conjunto de España y el de los países de la zona euro (3,2% y 1,6%, respectivamente). Ver gráfico 1.

La cifra de población de la provincia de Barcelona se ha mantenido prácticamente igual al año anterior, alrededor de unos 5,5 millones de personas. Se supera la tendencia negativa que empezó en 2012, aunque continúa la pérdida de población extranjera (-60%), pero parte de esta reducción se debe a las naturalizaciones. Haciendo un breve análisis por comarcas, el Barcelonès y las cuatro comarcas interiores situadas al oeste de la provincia han disminuido su población (de más a menos pérdida: Berguedá, Bages, Anoia, Barcelonés y Alt Penedès). La población de las siete comarcas barcelonesas restantes ha crecido de forma poco intensa, entre el 0,05% del Baix Llobregat y el 0,36% del Maresme.

La demanda de alojamiento turístico en las comarcas barcelonesas en 2015 ha tenido un comportamiento al alza respecto de 2014, tanto en el número de turistas (+3,9%) como en el número de pernoctaciones contabilizadas (+4,9%). En 2015 se alcanzaron cifras récord, con 11,4 millones de turistas y 32 millones de pernoctaciones.

La tendencia creciente del número de turistas y de pernoctaciones en 2015 se constata en el entorno de la ciudad de Barcelona con un registro total de 4.035.109 turistas (+1,6%) y 12.626.168 pernoctaciones (+4,1%). Estos datos reflejan un incremento de la estancia media en hoteles y campings, y un grado de ocupación más elevado en hoteles y turismo rural.

El Barcelonès, por segundo año consecutivo sobrepasa los 7 millones de viajeros (5,1% más que el año anterior). Las pernoctaciones, con un volumen de 19,3 millones de noches de hotel, han crecido un 5,5% más que en 2014.

También resulta interesante destacar lo concerniente a la recaudación de la tasa turística, el Barcelonès representa el 81% del total de Barcelona y registra 23M€ en 2015, un incremento del 6,7% respecto de la recaudación de 2014. El resto de la provincia de Barcelona llega a los 5,4M€ en 2015, un 4,5% más que el año anterior. En total la recaudación de todas las comarcas barcelonesas supera los 28M€, con un incremento del 6,3% respecto de 2014.

Tanto el responsable del Área de Desarrollo Económico Local de la Diputación, Marc Castells, como el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, coinciden que la provincia de Barcelona está de nuevo en el camino de la recuperación económica y que el papel de la industria es decisivo en este aspecto. Todo ello se debe a la constante revitalización del consumo interno y de la inversión y la dinamización de la demanda exterior, indispensables para seguir en el buen camino.

Link a monografías: http://www.diba.cat/documents/553295/77254109/monografies_Informe.pdf/d9cd02af-0a8f-478f-97d0-107401b84e2a