Inicio / Noticias / El alcalde de Málaga visita las obras para dotar al centro histórico de una nueva incubadora con 18 oficinas para emprendedores

El alcalde de Málaga visita las obras para dotar al centro histórico de una nueva incubadora con 18 oficinas para emprendedores

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto a los concejales del distrito Centro, Gemma del Corral, de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, y el decano del Colegio de Economistas, Juan Carlos Robles, ha visitado esta mañana las obras de rehabilitación de un edificio situado en calle Beatas que que se destinará a incubadora de empresas en pleno centro histórico.

La finalidad de este proyecto, fruto de la colaboración entre el Instituto Municipal de la Vivienda, Promálaga y el Colegio de Economistas, es apostar por los emprendedores malagueños al dotarles de un espacio donde poder acoger su organización y que tengan así la posibilidad de desarrollar su proyecto.

El Colegio de Economistas de Málaga ha cedido el derecho de superficie de este edificio a Promálaga por un periodo de 50 años. Ocupa un solar con una extensión de 268 m2, consta de 4 plantas en su parte trasera y 3 plantas que dan a calle Beatas 34, lo que ofrece una superficie  total de 994,88 m2.

Las obras, impulsadas por el IMV en coordinación con Promálaga, se han adjudicado por importe de 887.734,20 euros (IVA incluido) a la empresa Easy 2.000 SL y se espera que estén finalizadas en el primer trimestre de 2019.

NUEVA INCUBADORA PROFESIONAL EN EL CENTRO HISTÓRICO

El nuevo centro de emprendedores albergará 18 locales para empresas, una sala de conferencias para 100 personas, sala de exposiciones, sala de informática, archivo y demás dependencias necesarias para realizar un centro de emprendimiento y negocio para fomentar la creación de empleo y revitalizar el centro histórico de nuestra ciudad.

El Instituto Municipal de la Vivienda se encarga, cumpliendo con uno de los grandes objetivos de sus estatutos, de la rehabilitación, acondicionamiento y formalización de permisos pertinentes para la obra y puesta en marcha de las actuaciones.

Por su parte, la empresa Promálaga, también haciendo efectivo uno de sus grandes cometidos, será la concesionaria del espacio y se encargará de poner en marcha este centro de emprendedores. La idea no es otra que promocionar y ayudar a todas aquellas empresas, existentes o de nueva creación, y actividades de índole económica o social que potencien la generación de empleo, riqueza o bienestar social en la ciudad de Málaga y su entorno.

De esta forma se da un paso más para fortalecer la línea estratégica de apoyo a proyectos empresariales que siempre ha sido prioridad en el Ayuntamiento de Málaga, consolidando la Red Municipal de Incubadoras de Empresas, que da soporte a la actividad emprendedora que surge en la ciudad y su entorno.

IMV y Promálaga caminan así de la mano para iniciar este ambicioso proyecto. Los primeros se encargan de la licitación, contratación y ejecución de la obra; mientras que paralelamente Promálaga se hace cargo de la redacción del proyecto del Centro de Emprendedores, definiendo sus principales objetivos,  características, funcionalidades y demás cuestiones de interés para los futuros usuarios y agentes económicos interesados en participar.

REHABILITACIÓN Y REVITALIZACIÓN

El objetivo principal de esta actuación es poner en valor un edificio, que estaba  sin uso y en deterioro, revitalizando asimismo el entorno de las calles Beatas, Cañuelo de San Bernardo y Granada mediante la creación de usos y actividades económicas.

Además, se consigue dotar a la ciudad de una incubadora de empresas de servicios profesionales, situada en el entorno emblemático del centro histórico, entre la Judería, calle Beatas y próximo al museo y casa natal de Picasso, área que está siendo objeto de una profunda revalorización y uno de los puntos neurálgicos de la nueva potencia turístico-cultural de la ciudad.

El edificio posee una antigüedad aproximada de 50 años. Fue anteriormente residencia de la Hermanitas de los Pobres y residencia de estudiantes femenina, regentada por dicha congregación. No se encuentra catalogado con ninguno de los grados de protección del Plan General de Ordenación Urbana de Málaga. Tiene una altura de 4 plantas a calle Cañuelo de San Bernardo y 3 plantas a calle Beatas. Su sistema constructivo se realiza con muros de carga de ladrillo y forjados de viguetas hormigonadas in situ, con piezas cerámicas de entrevigado.

Se proyectan un total de 18 espacios profesionales para empresas de servicios de nueva creación, además de una serie de servicios comunes como salas de conferencias, sala de juntas/reuniones, salas de usos polivalentes, formación o videoconferencias, almacén, office, archivos y aseos.

Su acceso principal se realiza a través de calle Beatas, teniendo la planta Baja de toda la edificación el nivel de cota de esta entrada; además posee una conexión secundaria con la sede del Colegio de Economistas a través de la actual puerta existente en su lindero medianero trasero.

El edificio se plantea en torno a una escalera recta de nueva creación ubicada en el espacio vacío que resulta de la planta en forma de “L” sirviendo de conexión entre todas las estancias proyectadas en las diferentes plantas.

El espacio central formado por la escalera y el hueco vertical adyacente se cierra horizontalmente con un lucernario ventilado para proporcionar iluminación y  acondicionamiento térmico al espacio interior.

RED DE INCUBADORAS DE MÁLAGA

En cuanto a la Red Municipal de Incubadoras, el Ayuntamiento dispone en la actualidad de doce espacios que serán 13 en unos meses con la puesta en marcha de la incubadora del Colegio de Economistas. Con este centro serán casi 20.000 los metros cuadrados que ocuparán las incubadoras que integran la Red Municipal de Incubadoras, con cerca de 300 espacios disponibles, un porcentaje medio de ocupación superior al 85 por ciento, más de 600 empresas alojadas y una inversión municipal cercana a los 17 millones de euros.