Inicio / Noticias / El asesoramiento de los Centros Locales de Servicios a las Empresas, clave para la supervivencia empresarial

El asesoramiento de los Centros Locales de Servicios a las Empresas, clave para la supervivencia empresarial

Entidad promotora

Diputación de Barcelona

La tasa de supervivencia de las empresas creadas en 2012, con el asesoramiento de los Centros Locales de Servicios a las Empresas (CLSE) de la provincia de Barcelona, es del 57,6% al cabo de tres años. Esta cifra es 5,6 puntos superior a la última tasa de supervivencia publicada por el INE para el conjunto del Estado español (52%). Son datos que recoge un estudio realizado sobre un universo de 1.757 emprendedores que ha elaborado la Diputación de Barcelona. En dicho estudio han participado 47 CLSE que habían ayudado a crear al menos 10 empresas cada uno.

Pasados tres años, según los resultados del estudio, las empresas que se mantienen en funcionamiento cuentan con una media de 2,2 trabajadores. Esta cifra es un 57% superior a la media de trabajadores con los que contaban las empresas en el momento de su creación en 2012, que era de 1,4. El 56,1% de estas empresas han facturado menos de 50.000€ en el último año, el 17,5% entre 50.000 y 100.000€, y el 13,3% restante han facturado más de 100.000€ anuales.

Según el estudio, más de las mitad de las empresas afirman tener buenas perspectivas de cara al año que viene, mientras que casi el 31,4% admite no tenerlas tan buenas. Sólo uno de cada diez empresarios asegura tener malas perspectivas para 2016.

En cuanto a las empresas que cerraron, dos tercios finalizaron su actividad por motivos económicos. El 66,7% de estos empresarios afirman que no tienen previsto crear otra empresa en el futuro, pero el 17% sí que tiene intención de hacerlo y el 11,8% ya lo ha hecho.

La Diputación de Barcelona apuesta por continuar el trabajo de seguimiento de las empresas que se crean con el asesoramiento de los CLSE. Estos estudios elaborados por el Área de Desarrollo Económico Local se centran en conocer anualmente la supervivencia de las empresas, en otras palabras en analizar la repercusión económica que tienen en el ámbito local, tanto a nivel de facturación del tejido empresarial como del impacto en puestos de trabajo que representa. Por este motivo, la intención es repetir el estudio en el último trimestre de 2016 acerca de las empresas creadas en 2013.