Inicio / Noticias / Barcelona elabora y pone en marcha el Plan de Impulso de la Economía Social y Solidaria en Barcelona 2016-2019

Barcelona elabora y pone en marcha el Plan de Impulso de la Economía Social y Solidaria en Barcelona 2016-2019

Entidad promotora

Barcelona Activa

El Plan prevé abrir un centro municipal de referencia para la innovación socioeconómica, bajo el paraguas de Barcelona Activa, a partir del año que viene, muy probablemente en el “El Far” de la Barceloneta. De este modo, la capital catalana se consolida como una ciudad líder en el impulso de la economía social y solidaria, junto con otras ciudades del mundo como París, Seúl o Montreal.

Barcelona dispone de un Plan de Impulso de la Economía Social y Solidaria 2016-2019 para impulsar un modelo socioeconómico alternativo transformador, para contribuir a la reducción de las desigualdades sociales y territoriales y promover una economía al servicio de las personas y de la justicia social.

El Plan pretende dar respuesta política a una realidad arraigada en la ciudad: en conjunto, en Barcelona hay más de 4.718 iniciativas socioeconómicas que trabajan bajo los criterios de la economía social y solidaria (2.400 entidades del tercer sector, 1.197 sociedades laborales, 861 cooperativas y 260 iniciativas de economías comunitarias) y que generan alrededor de un 8% del empleo total.

Las políticas públicas locales de ESS previstas en el Plan de Impulso tienen como objetivos la promoción, a través de medidas de sensibilización y difusión, así como de impulso a la generación de nuevas iniciativas y a la transformación de sociedades mercantiles en entidades de ESS o su acercamiento, y el refuerzo para fortalecer y mejorar las iniciativas de ESS ya existentes, así como medidas para mejorar su articulación.

Centro de referencia para la innovación socioeconómica

Uno de los proyectos emblemáticos es la puesta en marcha de un centro municipal de referencia para la innovación socioeconómica, bajo el paraguas de Barcelona Activa, donde se desarrollarán proyectos caracterizados por la gestión democrática y participativa, la orientación a las necesidades de las personas y el compromiso con la comunidad. El centro, que entrará en funcionamiento en 2017, estará ubicado muy probablemente en “El Far” de la Barceloneta, espacio donde la ESS convivirá con el Instituto de Náutica de Barcelona y una línea de trabajo de Barcelona Activa relacionada con el mar.

El Plan de Impulso también pretende contribuir a crear empleo de calidad y de ahí que dota de herramientas a Barcelona Activa para que se convierta en un recurso básico en el acompañamiento y la formación de las iniciativas de economía social y solidaria, un sector que hoy ya da empleo a más de 53.000 personas en la ciudad.

Los proyectos emblemáticos en los barrios

El Comisionado de Economía Cooperativa, Social y Solidaria y Consumo del Ayuntamiento quiere fortalecer durante este mandato proyectos emblemáticos del sector de la economía social y solidaria que servirán para cohesionar los barrios. Es el caso, por ejemplo, de Coopolis, un equipamiento impulsado conjuntamente por el sector y la administración pública en el recinto de Can Batlló que tiene la vocación de promover la economía social y solidaria y cooperativa. El Plan también prevé, entre otros, contribuir a poner en marcha el nuevo hub de la bicicleta de Barcelona, situado en el edificio industrial Can Picó de Poblenou, o apoyar el proyecto de reruralización urbana e inserción sociolaboral Can Calopa.

Mejorar la financiación y la visibilidad de las iniciativas

En la línea de financiación, el Plan prevé mejorar el acceso al crédito y la financiación de los nuevos proyectos y las nuevas iniciativas del sector de la economía social y solidaria. Para hacerlo posible, el Comisionado establecerá acuerdos con entidades de finanzas éticas y cajas cooperativas como Coop57 o Fiare.